Cambios.

Escrito por lourdesv 26-01-2018 en Observar los cambios.. Comentarios (0)

Por fin después de tantas idas y vueltas en mi mente me decidí por volver a escribir cosas que rondan en mi cabeza, así que esta vez voy a escribir sobre esta clase de sentimientos que vengo sintiendo en esta semana que es tristeza, frustración y melancolía  (los 19 pegaron de una forma barbara, que se vea el sarcasmo) donde veo como las personas de mi alrededor van creciendo y cambiando junto a mi, me parece perfecto que toda persona tenga sus cambios porque todos en cierta manera cambiamos con el tiempo, pero hay algo dentro de mi que no acepta esos cambios, y quiero que todos sean como yo los conocí, ya que me gusta rodearme de personas alegres y que aporten cosas lindas siempre, pero últimamente solo percibo cosas que no me gustan y no me es nada agradable porque siento cambios malos, donde veo personas que comenzaron a volverse negativas y realmente no los quiero en mi vida porque no me aportan nada bueno, asi que estoy atravesando un momento donde quiero decirles "adiós y les deseo lo mejor en su vida" a esas personas que siento que no me estan haciendo bien, ya que prefiero quedarme con los buenos recuerdos de las personas.
Luego también siento frustración que proviene de que no me gusta perder personas, quiero conservar a todos mis seres queridos junto a mi y que seamos felices, pero no todo es como uno desea siempre y ahora de mas grande entendí que no todos estan para siempre así que hay que disfrutar cada momento.
Pd: también aprendí que no siempre se puede estar conforme con todo y que todos tienen sus defectos así como los tengo yo, pero para ser franca me pone mal notar tantas cosas negativas en los demás y muchas veces llegó a un punto donde ya no soporto los comentarios mal intencionados de los demás por lo que prefiero darme mi propio espacio. Con esto no quiero a dar a interpretar nada con nadie, pero sólo quiero que vean sus propias cosas y antes de hablar piensen dos veces lo que estan apunto de decir ya que para la otra persona puede sonar mal, un momento de autocrítica nunca viene mal.